Ricardo Molinas (1918-2006)

Ricardo Molinas

Ricardo Molinas nació en 1918 y cursó sus estudios de abogacía en la Universidad Nacional del Litoral, tuvo una vasta trayectoria en el ámbito de la política y las organizaciones sociales.

Su padre, Luciano Molinas, fue gobernador de Santa Fe entre 1932 y 1936 y uno de los dirigentes históricos del Partido Demócrata Progresista (PDP) que desde su fundación como Liga del Sur -en 1908 hasta 1939- condujo don Lisandro De la Torre. Ricardo Molinas se afilió al PDP a los 18 años.

En 1963 fue electo diputado nacional y dos años más tarde designado presidente del Congreso Nacional del mismo partido. Dentro del partido fundó el “latorrismo”, después de cuestionar a los “próceres” del partido, entre ellos Alberto Natale y Rafael Martínez Raymonda, por su supuesta complicidad con los gobiernos de facto. Y llegó a ser candidato a gobernador de la provincia por la confluencia de centro-izquierda Honestidad, Trabajo y Eficiencia, en 1991.

Nadie podrá olvidar su activa participación en defensa de los derechos humanos durante las distintas dictaduras que se sucedieron en el país. En 1974 atentaron contra su bufet jurídico, en esta capital, por lo que debió exiliarse en Lima, Perú, luego de recibir amenazas de muerte de parte de la Triple A. Molinas, un conocido abogado defensor de los presos políticos durante el gobierno de Juan Carlos Onganía, compartió varios años junto con Jorge Obeid (actual gobernador santafecino) y Domingo Pochettino (actual secretario provincial de Derechos), entre otros.

Ayer, Obeid, se refirió al fallecimiento de Molinas. “Son sensaciones difíciles de transmitir, es un día de mucha pena porque Ricardo era muy ligado a mi familia. Vivimos juntos con él en el exilio, junto con mi esposa. Fue un ejemplo moral para todos los argentinos y nos llena de orgullo a los santafecinos. Creo que su vida fue de testimonio, un hombre decente, luchador”, apuntó el mandatario provincial.

Agregó que “muchos se acordarán de él porque falleció, pero muchos nos acordamos de él en su ocupación como fiscal o en las épocas duras cuando era defensor de presos políticos, sufría atentados y tenía que esconderse de los grupos violentos”, recordó Obeid.

En febrero de 1991, cuando el gobierno de Menem lo destituyó del cargo de fiscal, Molinas dijo: “El [por Menem] es la muñeca inflable de los Estados Unidos”. Y el año último, en una entrevista televisiva, dijo: “Cada día creo más en la Justicia y menos en los jueces. Los jueces me dieron más trabajo que los delincuentes”. El bloque de diputados provinciales de ARI lo calificó de “activo militante por la defensa de los derechos humanos”.

José E. Bordón

El Fiscal de la Nación.
Ricardo Molinas deja en los estudios de Audiovisión, Cordoba, Argentina. Una lección para la posteridad de los valores republicanos. Invitado por el productor Jorge Zapata, el Fiscal Molinas es reporteado en el ciclo de Audiovisión CONTRA RELOJ por los periodistas Ricardo Palladino y Miguel Clariía




22 queries. 0,164 seconds.