A 80 años del freno al progresismo

Hay palabras que en el imaginario social tienen significados tan instalados que es imposible usarlas con liviandad. O por lo menos es irresponsable usarlas con liviandad. Fraude es una de ellas. Va asociada a la década de 1930, va asociada a la infamia. Para los Demócratas Progresistas va asociada a truncar la posibilidad a un Gobernador, netamente progresista, de construir una sociedad mejor. En verdad, para los santafesinos, porque nadie desconoce en la figura del Dr. Luciano Molinas a un político con claras intenciones de hacerle honor a la palabra progresismo, bien entendida.

IMG-20150926-WA0004¿Y qué es un progresismo bien entendido? Es el que le da oportunidades de avance digno a su pueblo, que se deja controlar por los poderes porque no tiene miedo a ser descubierto en actos de corrupción, que otorga derechos sociales como eso, como “derechos” y no como dádivas ni favores de un gobernante.

Molinas era progresista. Y debemos entender sus acciones en el contexto de época. Nuestro país venía de la implementación de la Ley Saenz Peña en 1912, la Reforma Universitaria impulsada en Córdoba en 1918, la creación en nuestra provincia de la Universidad Nacional del Litoral. Eran épocas de transformaciones sociales, de urbanización de sectores criollos, de la llegada de inmigrantes con formas de organización que daban cuenta del diverso bagaje cultural. Todo eso entremezclado con una clara resistencia del conservadurismo de nuestro país. No era tan fácil avanzar con conquistas sociales, no era tan fácil pensar en que todos, absolutamente todos, debían partir desde una condición de ciudadanía y por lo tanto desde una búsqueda de la igualdad.

En todo ese marco se sancionaba en 1921 la Constitución Provincial con fuerte contenido progresista que fue vetada por el Gobernador Enrique Mosca, quien tuvo presiones del Gobierno Nacional que daba lugar a la influencia de la Iglesia Católica y los sectores conservadores.

Esta Constitución, que tuvo en su creación la marcada influencia de convencionales demócratas progresistas, proponía entre otras cosas: la condena a la tortura; los controles administrativos, políticos y financieros; mayor descentralización; autonomía legislativa; independencia judicial; control de los comicios por juntas conformadas desde los partidos políticos; el voto de las mujeres; impuestos al latifundio; jornadas de ocho horas de trabajo; descanso dominical; arbitraje entre patrones y obreros; hábeas corpus; protección de las cooperativas sindicales; neutralidad religiosa del Estado; prohibición de loterías y juegos de azar; inamovilidad de empleados públicos; creación de la Corte Suprema de Justicia; división de municipios en categorías y el 25% de rentas provinciales destinadas al Fondo Escolar.

Fue el Dr. Luciano Molinas quien cumplió con una de sus promesas de campaña: poner en vigencia la Constitución Provincial de 1921. Fue el primer acto de su gobierno, al asumir el cargo el 20 de febrero de 1932. Pero el 3 de octubre de 1935 se dio intervención federal a nuestra Provincia por orden del Presidente Agustín Justo.

Década infame. Gobierno progresista truncado. A 80 años de este lamentable episodio, que le puso un freno al progresismo, recordamos la figura de Molinas y las bases de nuestro Partido Demócrata Progresista, que fue pionero en pensar en los derechos sociales y en la libertad del hombre.

(Comunicado PDP Provincia de Santa Fe)

Sobre Luciano Molinas
Molinas se recibió de bachiller en el Colegio Inmaculada, estudió Abogacía en la Universidad de Buenos Aires y se recibió en 1909. Fue profesor de Derecho Comercial, Economía Política y Finanzas y Derecho Financiero.
Desde 1916 ocupó cargos legislativos hasta 1930, siendo elegido tres veces como Diputado Nacional por el Partido Demócrata Progresista. A los 44 años, en 1932, fue elegido como Gobernador de la Provincia de Santa Fe. En 1945, diversas circunstancias políticas lo llevaron a exiliarse en Montevideo con otras figuras políticas como Alfredo Palacios, Nicolás Repetto y Santiago Nudelmann. En 1951 fue candidato a la Presidencia de la Nación, y en 1954 candidato a la Vicepresidencia. En 1957 fue elegido Convencional Constituyente para reformar la Constitución Nacional y en 1962 resultó elegido en la misma función de reforma, esta vez para la Constitución de la Provincia de Santa Fe. Falleció en 1973.




23 queries. 0,152 seconds.